lunes, agosto 06, 2007

pausa

Amigos y no tanto, la represa desquimaliana se desborda. Un poco de poesía poseída. Pues qué ha pasado y qué pasa son dos preguntas usualmente usadas como expresiones sinónimas, sin embargo son como el agua y el barro. Lo que pasa ahora es lo que ya se ha pasado (a así mismo y en general) más la justa dosis de tierra de cualquier tipo, actuando por cierto las dos situaciones anteriores como una tierra de cualquier tipo en la cual no sé si incluir la arena puesto que su categorización aun confusa en ciertos circulos me impide sostener fehacientemente que mezcladas en una proporción específica arena y tierra tengan mezcladas con el agua ese carácter movedizo que una de ellas estoy seguro sí tiene, lo que en todo caso si me lleva a sostener que a veces el presente donde las cosas pasan y han pasado puede efectivamente ser una trampa mortal de la cual mientras más tratas de escapar más hondo te metes. Entonces vamos…


(Sol)idaridad Relativa

Porque un nido de algas
Descubre jovial
En el fondo de todo la risa verde del mar

El cerro me habla, saludo imortal
El sol que dispara un rayo germinal
Cuando todo está tibio
Cuando el alma te habla. El árbol baila la tierra va

Encierra un instante en papel celofán
Y vuelve tus dedos en diarios de cal
Tu oh garcia termodinal
Azul celeste de frío que no es frío (chuchadas varias)

Pal(o)mas de arena danzando traslúcidas
En el seno de la mano
Un tarro de basura

Murmuro de caucho\rebote de mar
El humo a lo lejos no deja de hablar
Horizonte esmaltado nube terminal
Muelle aterciolepado. Princesa lunar.

Chaqueta de cuer(d)o (de él; de mi). Dedos. Silencio
Perdido en la inmensidad tornasol quieta e inquieta
Pagamos la entrada hace rato. Jarana celestial. Carrete eterno
Ramada Sagrá. Los pescados fritos, rabiosos de maldad.
Rezan un padre nuestro. Espera final.

Cuaderno sin rayas sandía calá color de mentira dolor de verdad
Poesía barata oxígeno igual procuro emergerme de la profundidad
Y sigue la fiesta el viejo ritual la mesa fastuosa. El fuego la sal.

Recuerdo de un aire de un árbol de un bar
Camisa mojada fervor popular.
Acento de salva balazo mental me miran de arriba me echan puteás.
Salú por la pestaña congelá. 20 años de paz. 10 de miseria y 3 de verdad.
Café bien molido, un mate oral. El agua está hervida falta usted nomás.

Un lobo marino cemento voraz un barco asesino un salto mortal
La horano avanza hay que trabajar la vida está cara jugar es letal.

Hoy hay poesía. Aquí no se fía. Filosofía hoy día es hablar de cualquier cosa menos de vida
Mientras el mundo arma el mundo y el fuego me consume las entrañas
Que se acostaron y se levantaron en llamas
Escribo para dormir duermo para escribir
Le exijo a la hoja extenúo la hoja canso la hoja
Y en el gimnasio nunca crecerá el único músculo importante

Superficialidad encubierta apariencia sensual
Instinto redimido éxito comercial
Vacío y sin ganas
Con garras agarras las alas que algún día…
Con las que planeé cortando el aire incesante siempre solo.

Y a veces, sólo a veces con la mirada perdida en un recuerdo exquisito
(casi tanto como el cadáver)
se me revuelven los ojos buscando aquello
y me palpita el cuerpo entero
y se me cierra la garganta y muero y muero de amor
muero de pena
muero de ti de mi de nosotros
Y para la pena no hay remedio, no hay aspirina
No hay cura que cure ni que rece
Pero mientras tato de una manera u otra el árbol sigue creciendo
A sol y a sombra de día y noche.

Ay necesidad extraña
Realidad indomable verdad innegable
Cuando el mito del poder de la mente se acuesta
Sólo queda achicharse más y más y más y reducirse a sí mismo a una mínima expresión
Y colarse por la rendija dorada
Que atrae como la luz atajo a esa mariposa muribunda
Que terminó cayendo en las manos correctas
Que terminó viviendo por los siglos de los siglos

Entonces dos partes se unen
Lo presente y lo ausente
Y nade un nuevo presente que genera nuevas ausencias
(aunque sea a través del camino de las presencias)
A! y después por su gran puesto viene la nostalgia
Pero a ella nadie la a invitado
Pero ella llega sola de improviso sin avisar
Con suerte con un verso bajo el brazo.

Que harás ahora entonces. Salir comer mirar buscar respirar comprar armar subir bajar volar. Te arrastrarás para bailar y tratar y tratar y tratar y tratar?
Madrugada traicionera no deja dormir.
Insisto ARDE PARTICULARMENTE DEMASIADO
Y lo peor es que cuando te escapas quedas solito
Mano a mano
Con aquello de lo que te escapaste y ahí… justo ahí…
La pelea, la gran pelea. La Gran Batalla.
La más íntima
La que no saldrá en ningún libro de historia
La que no recibirá las llaves de ninguna ciudad
La que no será nunca hijita ilustre de algún municipio decadente
La que no saldrá en los diarios
La que no hará discos
La que no venderá discos
La que no llenará estadios
La que no escribirá libros
La que no firmará libros
La guerra más mundial de todas.

Al fin tus puños sirven para algo
Aunque el resto pase por el costado
Me pregunto si acaso importa
Si he elegido bien as palabras. No dudo de tu elocuencia
Comienza en tu mente el camino de mi autoengaño
Otra vez como un libro abierto
Otra vez a cerrarse –en-cerrarse no hay engaño (dicen)

Espiar en otras vidas esperando algo “ya no queda tiempo de mirar atrás”
Y cada mañana las rejas y el sol. Qué desperdicio.
Y me quedo calvo de ideas y no se siembra. Por las heladas además se han perdido muchas. El culpable está claro CULPABLE! CULPABLE! CRUCIFÍQUENLO CRUCIFIQUENLO!

Y Esperanza se olvidó de mi. Esperanza se fue con otro más grande y más chico, más rico y más pobre, más viejo y más joven
Otro tan distinto a mi como yo mismo puedo serlo.
Y le pregunto a usted, sólo por aprovechar la (p)ocasión
¿Si el sol fuera verde seguiría siendo sol?

5 Comments:

Blogger sole vargas said...

Gura, más que una pausa, a mí me parece un descanso, un desahogo como una suerte de expiro... ¿Has visto morir a alguien? El expiro es el último respiro, en este mundo ¿habrá otros? Yo creo que sí, y en esos otros mundos creo que el sol puede ser verde y brillante; y en ese mundo la esperanza no se pierde, porque el verde es esperanza...
Creo que ya se lo he dicho antes, su poesía es cantarina como que tiene ritmo como que se podría cantar o bailar...
¡Enhorabuena! Por el regreso a los origenes; sabía que Dios es un poeta, y que según Huidobro todos los poetas son un pequeño_dios.
Ehhhh!!!
Saludinesss desde c/Huamaxuco 444

7:35 p. m.  
Blogger PàjaroEnPecera said...

recordad el viejo adagio...
tened fe
y comprad papeles!

11:30 p. m.  
Blogger Sergo said...

Creo que en el intento se puede encontrar algo, así que vale la pena intentarlo.. aunque no crea mucho en esperanzas y esas cosas de teleserie (quizás sea un imbecil, lo sé)... como decía parra, el poeta no es un pequeño dios, es de carne y hueso...

saludos gura

2:58 p. m.  
Anonymous ana moreno fariña said...

He vuelto, al igual ke ustéh, pero lo mío será muy breve... De hecho hoy solo escribo poesía ¿esencial o existencial?
Yo creo ke hoy los poetas son casi de puro hueso, porke la carne está demasiado cara, y sólo la comen akell@s ke reciben sueldos étiks.
Eso no más, vine a saludarlo...
Desde cualkier lugar,
La Weli

3:32 p. m.  
Blogger VerDe said...

que buen adagio! ni las plantas nos darán gloria
y es que todo es, veo yo, porque hablamos mucho...
la loquera está disparada.
debajo de la guata está la entrada,
al silencio total que ya te arrebata.
es tan diferente,
tan poco consistente.
"cuanto tiempo más llevará"
sacarse los musculos con pena!
"despues de todo tu eres
la unica muralla,
si no te saltas nunca daras un solo paso"
la forma es vacío...
piensa en un cuadro blanco con trazo negro, esa es tu existencia...así lo dijo el pipirompo

2:28 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home