domingo, enero 07, 2007

Desquimales (parte 07)


Pequeñas gotas de rocío caían desde la resplandeciente bóveda. Smirstchd las observaba y dexperimentaba imperceptibles temblores. Sus poros, extasiados, emulaban anémonas recorriendo los mares al contacto con la humedad. Un colorido ajxtlectépec planeaba escudriñando los seres que aflorarían a la superficie, las hojas ya se mecían tranquilas. Majestuosos e iluminados algodones carmesís atravesaban praderas y borrascosas cumbres, impertérritos.

Exultante por el conversatorio surreal, un neofito desquimal elaboraba su tükyl ensamblando madera, rocas y un atado de wejsiias. Sigilosamente retomó su derrotero, apurando el paso para contemplar el último saludo del sol hasta que distinguió una voz a lo lejos -tigres bajo la hierba encumbraban tribulaciones, rayados en mensajes encendían praderas diseminando semillas en el lodo. Ajenos a sentimientos influenciados, dictan las pautas que el hijo verdevioleta hará emblema-.

¿Le correspondería el aviso? Un profundo vació se apoderó de su cuerpo, un dolor comenzó a manar desde sus cavidades oculares. La sangre era impulsada vertiginosamente hasta sus extremidades pero algo impedía su arribo. Poco a poco perdió el control sobre sus dedos, sus manos, brazos y piernas. Una pétrea caída le provocó un singular corte bajo el maxilar. Horadada la roca en tiempos pretéritos, canalizó la vertiente caliente que regó la resquebrajada superficie. Llegó la hora de Guáradar.

-Ajkt tun flondjkscs kajnhlumhist?
-Wondskljand – se respondió escuetamente-.


Frente a frente, ojo a ojo. Brazo a brazo. Mano a mano. La milicia liderada por los últimos mercenarios dispuestos a cobrar esperaba resoplante un movimiento, una señal, una orden que traería consigo el desenlace que… La noche estaba en lo más negro de su faena al igual que los corazones que podían darse el lujo de seguir latiendo. Mientras tanto, las hordas del ejército sistemáticamente tomaban posesión de extensos trozos de tierra, parados de forma tal que si su número no fuera lo suficientemente intimidante para el rival, su disposición táctica hiciera temblar los dispositivos visuauditivos de quienes los esperaban.

¿Y si sólo por esta vez todo quedara a un lado, a un costado, olvidado, relegado a una alteridad irrelevante, y si tan sólo por esta vez todo quedara abstraído de su valor implícito y no fuera más que la valoración que exclusivamente yo y nadie más hace de lo que en el fondo compone aquello que algunos llaman misión que otros llaman fe y que otros llaman vida? Tal vez este silencio abrumador, esta humedad, este calor estén haciendo estragos en lo que me ha quedado de intelecto, pero cabe la posibilidad de que efectivamente desde la perspectiva que me da estar por debajo de todos, oculto de todos, pueda encontrar una lucidez, aquella que añoré por tantos años, aquella que busqué en el fondo de la botella, en las snurgls relucientes, en las venusinas de labios carnosos, y en los asesinatos a sangre fría.

Dónde estarás Hijo de mi alma, (si es que así efectivamente te llamas) cuál será tu camino, de qué infaustos demonios serás presa en los años que te quedan de vida. Lamento honestamente lo que el curso de nuestras paralelas existencias hizo tanto contigo y conmigo. Es cándido suponer algún tipo de expiación, algún alivio del peso que unas veces más que otras he sentido en el fondo de mis corroídas entrañas. Una vez te vi hermoso en un sueño color sepia. Un atardecer de siete soles en el que la voz tuya y la voz mía salían por nuestros poros hasta encontrarse en al aire, en un idioma propio, en un lenguaje inexistente pero efectivo. Vi la sangre de tus venas recorrer tu cuerpo entero a la vez que el mío se retorcía casi espasmódicamente de regocijo. Pensé en tu madre, tu bella madre. Me sentí como lo que fui.

Luego de la orden, el gigante apretó los gatillos, lanzó las rekctobmbs, gritó las consignas, disparó las balas, desenfundó los machetes y penetró la carne. Partió en dos la moral de un grupo insignificante, las ilusiones de una minoría de minorías. Un salvador que no llegó, el héroe de última hora que nunca fue. Que nunca existió. El poder y la sabiduría del individuo magnánimo que llegaría a liberarlos de todo. Los sacrificios hechos en vano. La espera bendita manchada ahora de sesos.

Somos de un lugar donde la A se junta con la B en relación armoniosa, hijo, pero entre medio de aquellos dos universos convergen cientos de miles de millones de relaciones posibles, de uniones y desuniones, de explicaciones e incertidumbres, de sentidos y contrasentidos, argumentos, preguntas respuestas ideas pesadillas cifras fórmulas recetas inventarios cronopios famas-milias vidas muertes días noches semillas y tenedores. Tu tarea es no sucumbir, como yo lo hice, ante ellas. Tu tarea es verlas, leerlas, hacerlas tuyas. ¡Que se te metan bajo la piel de ser necesario! Eres el último, querido, el último y seguramente sabrás que tu punto de fuga está próximo a llegar.

La sangre aun tibia recorría los recovecos de las piedras angulares de la gran ciudad. Desde los montes y cerros los grandes cuernos y las grandes conchas rugían aleonados la victoria ya definitiva. Las cabezas colgando de las estrellas y los miembros repartidos en las puertas de las casas así lo confirmaban. Luego, la nieve comenzaría a cubrir el suelo, los árboles y los cuerpos ya sin vida amontonados en las principales plazoletas. Mientras allá en lo alto, desde posición privilegiada, un impertérrito desquimal contemplaba con atención el horrible espectáculo.

Ilustración: Alonso Duarte
Título: Circuito Cerrado

8 Comments:

Blogger Tratzo said...

Ya puede verse. Una imágen de azul y verdes colores que plasma el cielo de los seres, las vivencias son las mismas, los mismos perros diferentes collares.

A cada uno un pedazo de lo que llaman tierra pero a costa del exterminio de otros, los que sobran a la pileta y así como se amontonan construyen edificios. Que vivan así como en las ciudades.

Imagino un mundo mejor a pocos centímetros de la tierra y de las plantas que no son más que el reflejo de las estrellas en este cielo finito que pisamos llamando suelo!

2:01 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Guaradar levantó su cabeza, observó la celeste bóveda y aspiró profundamente. El húmedo aire entremezclado con dulces perfumes de las especies floridas inquietaba sus sentidos. Los zumbidos intermitentes indicaban que oscuros seres descendían a supersónicas velocidades hacia el sitio indicado. Aves y reptiles ya se encontraban diseminados en torno a la circunferencia trazada en la hierba. El olor a pastizal quemado se había difuminado, los vestigios de la ardua labor se encontraban enterrados, los espectadores a millas de distancia. Espiúridels pululaban en torno a su cabeza, impidiendo en sus aleteos registrar algún sonido que indicase el acercamiento de algún otro ente al perímetro. Las rocas, mudos testigos de la masacre centenaria, descansaban en un letargo majestuoso que servía de guía al resto de los habitantes del páramo.

El incesante aguacero que comenzó a anegar el terreno vaticinaba las ensortijadas conjunciones libradas quien sabe dónde. Cuevas horadadas en la pared de granito a punta de cincel y plájtáj sirvieron de refugio temporal para los desposeídos. Las nubes comenzaron a arremolinarse, tímidos haces lumínicos comenzaron a caer. Las tronaduras se infiltraron entre fuertes vendavales que mecían las hirsutas cabelleras.

Si hubiese sido agua, burbujas explotarían por la ebullición pero la tierra es compleja, los cráteres se abrían sin aspavientos, expulsando incandescentes pero débiles vapores. Las imágenes se repetían una y otra vez, cambiando en c/u el color, la tonalidad de la azufrosa y subliminal descarga. Poco a poco brotaban sedimentos, magmas que al enfriarse se convertían en tornasoles trozos de metal que comenzaron a resplandecer, arrojados a s su suerte en el escenario. Clajinmdiën, el herrero, vaticinó la gloria: Desde aquí saldrán las armas de la victoria. Llegó la hora, se dijo Guaradar, sonriente.

1:14 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hello
That was useful info...thanks and Welcome to live chat FETISH. If you search the aldactone? Click here - aldactone
for fun

1:27 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hi. Alone on Valentine's Day? Adult Chat & Love Try to find partner in your area!
Enjoy

9:30 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hi all!. Use these helpful search engines TFO search & movie pages and try to find all you need in your area!
for fun

4:01 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

I found some search engines.
But i dont understand the type it.

levitra
phentermine
carisoprodol

4:01 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

DOn't you know what else can help ? Because I do not know to whom address.
I was prescribed Carisoprdol which I bought here. But maybe I bought something wrong?
cialis
levitra
or here phentermine

10:46 p. m.  
Blogger VerDe said...

se ma ha olvidado leer, solo tres a cuatro palabras por dia...me estoy perdiendo los desquicios desquimales?
si salgo por ahi, lo veo?
....
...
..
.
ya, este es un paseo de saludo, de abrazo y de nos vemos...
(tambien voy por los verdes.tratzos.senderos)

4:52 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home