lunes, mayo 19, 2008

Enviajesiendo


Soy eso que está constantemente cambiando

Si no le gusta reclámele a quién quiera

Soy aquello que soy

Aunque siempre tenga aquel crujido en la cabeza

Para mi pasa el mismo tiempo calendario

Mi longitud mi amplitud

Todo en mi en mayor

Independiente de mi cáscara de nada

De similitud

O de invisibilidad

De la locura aparente de mis actos y mis palabras

En realidad poco importa

La opinión pública

Los estudios de mercado

Viajero constante de profundidades altas

De cumbres profundas

De órdenes invertidos

Y de secretos mundiales y triviales

De convicciones dudosas

De amores vividos y fingidos

De caricias reales e imaginarias

De palabras al viento, al papel, a la arena, a la almohada, al aire, a todos a nadie.

Soy eso que está constantemente cambiando

Y el cambio es lo que soy

Después de todo nada es constante

Salvo el movimiento

Estado de las cosas

Del todo, que nunca es lo mismo

aunque sí, pero no

¿Me entienden?

Y el que es se bajó del árbol del ser-eso

Ser-eso que odias y amas

Ser-éxodo del desierto

Del mar que se abrió y se los comió a todos

Una célula que se deteriora

Con el paso de los siglos

Aleona a la otra para que se rebele

Se libere de este cuerpo celeste que la aprisiona desde siempre

Y vuele y vuelva a mi como ayer y mañana

Entonces comprenderás la necesidad

De estas platicas cotidianas con lo eterno

A la hora del té

Sentados en el banco con vista a la plaza

Entenderás la necesidad de estos remedios

Los únicos que pueden mantenernos sanos

De toda enfermedad

Calentitos en este polo agradable de la existencia

Recibiendo el sol en la piel

Y dejando que riegue cada pliegue con su agua

Para que los pétalos descubran sus tesoros

Para que los colores encuentren los caminos

Para dormir tranquilo por las noches

Y despertar alegre en las mañanas

que anidan dentro de mi cabeza desde hace milenios

Demasiado hermosa la primavera de mi amor que inicia

gracias las lluvias de la vida

cuyas gotas descienden por las hojas

verdes

para caer en la tierra cada vez más húmeda

más fértil y dispuesta de mi corazón matutino

Y el agua que hierve en el choquero negro

De tanta certeza

Al calor del fuego sabio, de la brasa amable

Para recorrer mi cuerpo entero

Y transformarse en la alegría que me recorre

En la sangre que me lubrica los sentimientos

En el corazón que palpita con ganas

En el pulmón furioso

Que trabaja a todo vapor

Como mis pies que marchan por senderos casi vírgenes

Algunos abandonados

Que conducen al valle del que alguna vez me marché

Y al cual al fin retorno

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

que podria decir!!!
si tu lo dices todo!!

9:05 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

si!!!
podria decir muchas cosas..que nunca te dije..y creo que nunca te dire!!

solo que en cada noche estas ...en mis sueños y no encuentro el porque?

quizas el tiempo borre esto, pero...

9:08 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ah, tengo mis dudas de la existencia, especialmente cuando no existe más que en mi metro cuadrado... pero que ando acarreando por donde camino.

Un beso gurá!

9:13 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

foucault!

11:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home