jueves, septiembre 27, 2007

Disciplina

Este poema es del negro. Primero y últiimo, según él.

Vamos no seas flojo
no dejes pasar esta migaja de día:
Afuera hay una inmensa ampolleta asada
colgando de un cable gastado y maltrecho,
como la cola que te pisas
mientras arrastras los pies la cabeza las manos
como la baba que chorrea de tus sueños
cuando despiertas y te dicen que no seas flojo
que te pongas a hacer algo por el mundo
como si el mundo, alguna vez,
hubiese echo algo por ti o la mujer que amas.

1 Comments:

Blogger Costurera_sin_tela said...

Bonito, ad hoc con esos días en que las aulas te llaman a las 8:15.

El mundo ya hizo mucho sólo siendo mundo...entonces, consciente de eso, se quedó ahí sin más, dispuesto para flojos disciplinados y para disciplinados encadenados y hasta para los que se han liberado.

Saludos egresado...

10:38 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home